IMPRESIÓN DIGITAL

La impresión digital directa con tintas UV es un método de impresión digital basado en el uso de tintas especiales cuyo secado se produce por la reacción química que sucede al exponerlas a la luz ultravioleta.

  • Grandes ventajas de esta tecnología: mayor nitidez en las imágenes impresas; altos niveles de brillo o acabados mates; mayor durabilidad; tiempos de producción más rápidos, ya que el proceso de secado es casi instantáneo; baja absorción, lo que permite imprimir sobre materiales porosos como la madera y otros que se adaptan a las posibilidades creativas de nuestros clientes.
    Las tintas UV no desprenden compuestos volátiles orgánicos por lo que el proceso es más ecológico y seguro.

Impresiones sobre materiales rígidos o materiales flexibles desde 600 hasta 1200 dpi, en tintas UVI o Ecosolventes.

La producción gráfica en gran formato permite a las marcas destacar visualmente en cualquier entorno debido a su alta capacidad de atracción. Desde los displays promocionales que encontramos en las tiendas, los vinilos decorativos en cristaleras de gran tamaño, carteles aéreos para ferias y eventos, lonas publicitarias gigantes…

Disponemos de máquinas con la última tecnología que nos permiten ofrecer soluciones en gran formato tanto en materiales flexibles como rígidos. Impresora digital de cama UV plana para materiales rígidos de hasta 10 cm. de grosor y hasta 3 m. x 1,60 m. en una sola pieza, con tinta blanca, hexacromía y barniz completo o selectivo.

Plotter de impresión ecosolvente para materiales flexibles de gran formato.

Gracias a la tecnología digital la impresión en tinta blanca, hasta ahora solo posible con procesos analógicos como la serigrafía, es una realidad que nos acerca infinidad de posibilidades y acabados.
Impresión directa sobre cualquier material, rígido o flexible, que no sea blanco, con acabados originales en objetos transparentes. Decoración, creatividad y diferenciación en nuestro material promocional.

La tinta blanca permite imprimir con relieve y crear soluciones que ayudan a las personas con discapacidad visual a aumentar la percepción del entorno a través del tacto. Cartas para restaurantes, cartelería, señalética y rotulación, entre otros. El punto de braille debe medir entre 0.2 y 0.5 mm de altura.